Piden nuevo plan para abatir ozono; a 25 años de la primera contingencia

Por: Internet / Excelsior Día de publicación: 2017-03-16 /


Para lograr reducir las emisiones se tiene que limitar el consumo de aditivos oxigenados que contienen las gasolinas, entre otras fuentes, dicen expertos

CIUDAD DE MÉXICO.

A 25 años de la primera contingencia ambiental que se emitió, deben buscarse otras formas de combatir el ozono, coincidieron especialistas en contaminación atmosférica, salud y cambio climático.

El 16 de marzo de 1992 el nivel de ozono en la atmósfera alcanzó los 398 puntos Imeca, los cuales rebasaban el tope permitido en aquella época para no declarar la medida de emergencia.

El investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, Ricardo Torres Jardón, recordó que declarar la contingencia ambiental surgió como un aviso a la población para aplicar medidas extremas con la idea de que en el tiempo inmediato posible los altos niveles de ozono se reduzcan.

“Ése es el corazón de la contingencia, pero no es una medida que garantice que los días posteriores no vamos a tener altas concentraciones; son medidas de emergencia que no repercuten en la tendencia de la contaminación a largo plazo”, aseveró.

El director de Salud Ambiental en el Centro de Investigación del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Horacio Riojas, afirmó que la política ambiental en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) basada en endurecer las restricciones a los autos es insuficiente.

“No se trata de esperar las contingencias para ver qué hacemos en las contingencias, sino que se trata de ver qué está pasando con las fuentes que originan los contaminantes para establecer mecanismos de largo plazo”, aseveró el doctor en epidemiología.

En ello coincide el químico experto en contaminación atmosférica Torres Jardón, señalando que más allá de declarar contingencias ambientales es indispensable establecer estrategias de control que reduzcan los contaminantes a largo plazo, porque “la política que vemos desde hace 25 años es que creen que controlando las emisiones de los automóviles van a controlar todo y eso no es cierto”.

Explicó que para formar ozono se requieren óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles, de modo que las restricciones ambientales aplicadas a los autos han reducido la emisión de los óxidos de nitrógeno, pero no las de compuestos orgánicos volátiles que surgen por evaporación de gasolinas, uso de solventes, estufas y hasta por algunas plantas.

“Entonces el 70 por ciento de estos compuestos no tienen un control porque no son producidos por los autos, pero siguen causando altas concentraciones de ozono cuando las condiciones meteorológicas no son favorables”, detalló.

Si bien en estos cinco lustros las concentraciones de ozono en la época seca-cálida se han ido alejando de los puntos Imeca alcanzados en 1992, la directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), Amparo Martínez, reiteró que se está lejos de llegar a la recomendación de la Organización  Mundial de la Salud, de modo que los habitantes de la ZMVM siguen respirando aire contaminado más de la tercera parte del año.

La especialista también aseguró que, de no haberse recurrido a estas acciones como el doble no circula, habría más muertes prematuras a causa de la contaminación atmosférica, así como más casos de enfermedades pulmonares, de la piel, de los ojos y cardiovasculares.

Duras y necesarias

Se han tenido que trazar estrategias por la salud de las personas

Hace 25 años, el 16 de marzo de 1992, se aplicó por primera vez una contingencia ambiental en la ZMVM; el nivel de ozono había alcanzado 398 puntos Imeca, que rebasaba el tope permitido en aquella época para no declarar la medida de emergencia.Esa noticia causó shock entre habitantes del Valle de México; era la primera vez que prohibían la circulación a vehículos con calcomanías rosa y azul y terminación 7, 8, 9 y 0, además de 50% de los autos oficiales, con excepción de los de seguridad pública y servicios médicos.Aquella primera contingencia ambiental también decretó la suspensión de clases en más de 2 mil escuelas de preescolar, primaria y secundaria, así como restricciones a los baños públicos, tintorerías y más de 200 empresas




Artículos relacionados

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota