Una colorada...

Por: Lilia Cisneros Luján / Encuentro29.com Día de publicación: 2017-12-06 /


Decadencia

¿Le ha ocurrido percatarse de conductas verdaderamente corrientes por personas que Usted creía conocer? Orinar mojando todo el baño, dejar la copa de vino como si la hubiera batido en grasa, abandonar el vaso de bebida en el suelo del patio, tirar en el pie de su árbol cáscaras de plátano o restos manzana con el "argumento" de que se trata de basura orgánica, son apenas ligeras muestras de la escasa asimilación de conceptos quizá utilizados hasta por literatos de renombre como es el caso de la paz proveniente del respeto ajeno.

Ocurren estos descubrimientos en la pareja que recién se ha casado, en las reuniones a donde invita a compañeros de trabajo que diariamente llegan acicalados y con penetrante olor a colonia en el lamentable momento en que cualquier conocido excede el límite de alcohol en la celebración familiar o política. ¿Ha observado como  funcionarios de alto nivel, se abalanzan sobre el buffet de la presidencia o la secretaría de estado como si trajeran una semana de ayuno?

El abandono de conductas refinadas como proponía el Manual de Carreño, es justificado como una forma de rechazar lo burgués y lo practicado por gente auto calificada de alcurnia; pero las conductas comedidas no son lago exclusivo de quien tiene acceso a cristales finos, vinos escogidos o menús de chefs internacionales, ni el comportarse como si se tratara de emular a los primates o cualquier otras especie animal que por su condición puede salpicar el piso de leche, la jaula de heces o los pisos de orines.  Pero todo camino se inicia con los primeros pasos, un cleptómano –así se dice a los rateros de postín- empieza sacando cosas de la vitrina del comedor, dinero de la cartera de la madre o usando sin permiso la tarjeta de crédito del padre. El robo hormiga lo practican madres de familia que están educando niños escolares y la modernas bandas de ladrones en los supermercados están integradas por mujeres que en vez de asaltar los anaqueles del súper, han aprendido a sacar carteras especialmente de mujeres de edad que todavía creen en la honestidad de quienes comparten con ella una actividad como el ir de compras.

Las redes sociales nos han dado cuenta de cómo niños australianos son animados por sus familias para llevarse dinero de un cliente que recién utilizó el cajero; o un excelente infante chileno meterse detrás del mostrador de la joyería para sacar cosas mientras la vendedora muestra aretes a su madre y ¿Cómo exigir a estos pequeños educados para la maldad que respeten al prójimo si todos los días escuchan a los adultos que les rodean tachar de violador, ratero y en general corrupto a su jefe de manzana, al delegado responsable de los servicios en su colonia e incluso al patrón que le dio trabajo o al presidente que legítima y democráticamente  obtuvo esa responsabilidad?.

Cualquier niño de 8 años sabe que un corrupto es el sujeto que comete actos perversos, ilegales o moralmente malos, ¡Ha! Pero eso no lo incluye pues según aprenden están fuera de esa categoría colgada básicamente a los políticos y a los empresarios ricos ¿Realmente los que ayudan a pandilleros en las delegaciones semi-rurales de la ciudad de México no son corruptos? ¿Puede un ciudadano exigir se le exente de esta descripción solo porque no tiene un puesto de más de 10 salarios mínimos? ¿Cuál es el límite si desde el inicio de la vida los primeros pasos se dan en el camino de la perversidad, el odio, la solidaridad interesada o el servicio simulado?

Seguramente conoce a algún vecino o compañero y hasta familiar dispuesto a "entregar" ciertos billetes para agilizar o saltarse un trámite o ¿Qué opina de los amigos de su hijo adolescente que compran música y programas piratas? ¿Ha comentado Usted con las personas que contrata para el servicio de su hogar, las consecuencias de robarse la luz mediante "diablitos" o llevarse a su casa los contenedores de basura porque lo nuevos colores son bonitos?

¿Cuánto tiempo dedica a comentar con sus hijos y amigos de estos acerca del resultado de comprar, robar y consumir alcohol o cualquier otra clase de drogas?

Si algo le ha dado una imagen de descuido y abandono a la ciudad de México es la destrucción de la propiedad ajena –pública y privada- por supuestos jóvenes "creativos" que se dedican al graffiti ¿Para que se gastan recursos legislativos en hacer leyes que consideran a este tipo de actividades un delito? ¿Conoce a alguna autoridad que haya castigado a los infractores con la responsabilidad de lavar el monumento dañado o pintar la barda y las puertas del otro? Quién es más culpable del pésimo uso de la vía pública, ¿los automovilistas hartos dispuestos hasta atropellar al "transito" o los funcionarios responsables de una planificación vial que de verdad no es operante?

La suma de todos estas pequeñas cosas están llevando a la humanidad en su conjunto a la decadencia total ¿Se puede imaginar en Tokio un restaurante que ofrece platillos con un costo casi de treinta mil pesos porque están elaborados con carne humana? ¿Qué diría Lincon, si acudiera a Libia, a un mercado de esclavos donde puede adquirir hasta por 400 dólares un sirviente? ¿Que nos falta? ¿Este grado de confusión se inició en Babel? ¿Que ocurrió entre las perversidad con cadáveres del doctor Frankenstein y la realidad de un bebé nacido de una madre con útero trasplantado? ¿Quién paga por los órganos de niños robados? ¿Cuántos corruptos –políticos y ciudadanos- están dispuestos a  comerciar los riñones, hígados y corazones de personas que son secuestradas? ¿Estaremos mejor si volteamos al otro lado y acordamos con los criminales cual sería el límite de sus perversiones? ¿En que abona a la disminución de esta decadencia el que te enojes y te indignes ante los descarados actos de corrupción de algunos personajes de la política, si tú no eres capaz de reflexionar si alguna vez has cometido alguna de estas conductas?

Este mes de diciembre, de flores rojas y de música armoniosa medita como puedes aportar tú a erradicar la corrupción y por ende la decadencia de nuestro país.

____________________________________

El tema de la carne humana está en verificación, pero el solo anunciarlo es verdadera decadencia




Artículos relacionados

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota