Una colorada...

Por: Lilia Cisneros Luján / Encuentro29.com Día de publicación: 2017-10-03 /


¿Se te olvida?

Por supuesto que no es reclamo romántico convertido en melodía contra  quien afirma ya no seguir queriendo. Se olvida la entraña de movimientos estudiantiles que por los artilugios de los historiadores oficiosos se redujo al hecho trágico en el cual murieron decenas de personas y terminaron su carrera política otras. ¿Alguien ha analizado con seriedad el porqué muchos de los entusiastas “sesentayochoeros” prefirieron las escuelas privadas para sus hijos? ¿Porque solo trascendieron quienes tuvieron la habilidad de vincularse con el poder que ya entonces estaba en fase de transición?

Pero la artimaña de convertir en festejo eventos que exhibieron lo peor de algún gobernante no se reduce al dos de octubre del sesenta y ocho; también el 19 de septiembre de 1985 dejó en la impunidad a los responsables de siniestros y de la pérdida de vidas. Esta falta fue aprovechada por quien desde la secretaría de gobierno del entonces departamento del DF buscaba la presidencia. Su anhelo de poder fue aprovechado por dirigentes de algunas organizaciones de asistencia privada, que al final del día construyeron asociaciones pudientes cuyo poder, básicamente financiero, terminó en la extinción de cientos de IAP´s verdaderamente operativas.

Mientras la trampa del festejo ocurría cada septiembre se han multiplicado los personajes atrapados en la llamada “condición de calle”[1] y ¡como no señalar! los problemas que ocasionan, los tianguis y los llamados ambulantes que con el paso de las celebraciones se han convertido en puestos semifijos y ahora fijos. Por un lado el hoy fuera de la estructura nominado como coordinador de campaña del colega abogado jefe de gobierno alardea de los planes inventados para el logro de la movilidad y por el otro los antes ambulantes -hoy obligados a pagar puestos de aluminio fijos en las banquetas- se multiplican sin el menor  recato para cumplir con leyes de civilidad –para limpieza, higiene de lo que venden y prohibición de trabajo infantil- o de contribución fiscal. ¿Cómo esperar que no proliferen delincuentes que usan documentos robados –y por ende convertidos en falsos- si en distintos procesos electorales es la propia autoridad –INE, IEDF, etc.- quien les provee de credenciales con domicilios ajenos solo para que voten por sus candidatos?

Todo eso parece estar borrado de la mente de jóvenes “milenians” que por fin han logrado trascender a los medios de comunicación, lo mismo por haber logrado estar en el primer círculo de los rescates del último 19 de septiembre, que aquellos excluidos “deseando” ayudar pero que no lo lograron. ¿Por qué en este nuevo reconocimiento a “la sociedad civil” no se aprovecha para exigir respuestas a las denuncias que por violación de uso de suelo se ha hecho en las colonias? ¿No es una verdadera burla que luego de infinidad de protestas, juicios –perdidos o no resueltos por consigna- se abra lo que fue el cinema Coyoacán, con el mismo nombre pero con destino diverso por la argucias de los últimos tres delegados[2] de esta dolida demarcación de la ciudad?

En la trampa de las celebraciones, hoy además del 2 de octubre que no se olvida habrá quien sufra de amnesia acerca de que ayer fue el día internacional de las personas de edad, muchas de las cuales no pueden transitar por banquetas “repuestas” cada vez que se acerca una elección pues al parecer es un negocio rentable. Quizá algunos pongan por encima de Tlatelolco el día internacional de la no violencia, o el del hábitat. En esta misma semana el señor secretario de educación puede borrar el fracaso de la escuela digna y al cien con el día mundial de los docentes, y seguramente entre los médicos se de una mirada al día internacional de la salud mental. Del mundial de correo ni hablamos ¡si al colega de SCT, le importa poco un socavón seguramente el correo es menos que nada!

¿Cómo se celebrará el día internacional de la reducción de desastres, por los responsables de conagua? ¿El local de esta materia tiene algo que decir, después de haber permitido que los hoy funcionarios de la tan denunciada librería Elena Garro, sigan bombeando -empezó hace 5 años- el vital líquido desde el ojo de agua perforado por sus antecesores y tirándolo al caño de desechos? ¿A quien le tocará festejar el día mundial de la niña y el de las mujeres rurales? Meterá estas fiestas en un solo coctel con el mundial de la alimentación y el de erradicación de la pobreza, la hoy dama titular de una cartera del ejecutivo federal? Y hablando de damas ¿con que engaño nos puede sorprender la celebración del día mundial de la estadística?

Como puede verse octubre tiene muchas fechas que pueden opacar celebraciones por movimientos estudiantiles, sismos o inundaciones, desde el 1 hasta el 31 pasando por el 24 de las Naciones Unidas; las posibilidad de engaño acerca de lo sucedido y el como remediarlo se multiplican y lo que es más grave la simulación para lograr el ocultamiento de los deficientes programas de prevención del delito y la justicia contra quien lo realiza será un rubro por demás costoso para beneficio de agencias publicitarias con creativos muchas veces carentes de ética.

Habemos muchos a los que no se nos olvida lo ocurrido desde la segunda mitad del siglo pasado; para intranquilidad de aquellos cuyas faltas conocemos nuestra casa no se nos cayó encima y aun nos queda el ánimo para seguir señalando mucho de aquello que es causa de lo que sufren no solo los pobres y marginados sino aun los académicos –por ser viejos- corridos de universidades, los jóvenes titulados con licenciatura y maestrías –por no tener experiencia- y todos aquellos a los que se margina por el “delito” de recordar.


[1] Hay que ver cuantos y como viven en el puente de acceso a la terminal sur de camiones. Población que se incrementó después de que por las denuncias vecinales, primero Flores y luego Toledo, los desalojaron del bajo puente
[2] Primero Raúl Flores, hoy cabeza del PRD en la ciudad, luego Mauricio Toledo, hoy responsable del reparto de recursos públicos desde la asamblea legislativa y hoy por Valentín Maldonado Títere de ambos.




Artículos relacionados

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota