Apuntes al vuelo

Por: Juan Enrique "Pájaro" González / Encuentro29.com Día de publicación: 2017-09-27 /


Una nueva era de financiamiento


Por Juan Enrique “Pájaro” González

 

Todo es cuestión de enfoques. En México los Partidos Políticos gozan de las prerrogativas y obligaciones que les conceden la Constitución y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, el ejercicio y cumplimiento de las mismas puede ser tan práctico o complejo como lo decidan los mismos actores políticos. Porque precisamente de la actuación de los Partidos es como la de los ciudadanos, quienes  toman sus decisiones para integrarse, simpatizar o votar por alguno de ellos, o decidir por no acudir a las urnas a ejercer libremente su derecho a tomar decisiones en los asuntos públicos de la Nación.

En la actualidad todas estas actividades en tiempos de receso y en campañas las realizan con los recursos públicos que el Gobierno les asigna en un proceso legal que también puede ser tan práctico o complejo como lo decida el Congreso de la Unión y el mismo Instituto Electoral.

Pero esta perspectiva cambio con la fuerza de una serie de sucesos naturales, los huracanes que azotaron las costas del país y los terremotos que sacudieron a varios Estados, para dejar una cantidad insospechada de daños estructurales y damnificados, superando el guion de una película apocalíptica. En meses el escenario nacional cambio, y entonces se escucharon las voces de los mexicanos que demandaban la actuación inmediata de las autoridades, las cuales se vieron rebasadas por que no existía un plan para atender tantos desastres en un lapso tan breve de tiempo. Y una vez más, se levantó el espíritu solidario de los mexicanos para responder al llamado de sus hermanos afectados y caídos en desgracia.

Entonces surgió una idea, que también los Partidos Políticos donarán el 20% de sus prerrogativas, al principio algunos actores políticos aceptaron la idea, la cual fue tomando fuerza y en esencia cada Instituto se ha ido sumando con una propuesta diferente y cada vez más ambiciosa, hasta el grado de llegar al donativo del 100%, es decir renunciar a las prerrogativas de manera total. Para que este proyecto se concretice se requiere la unidad de las fuerzas políticas que mueven a México, porque la de los ciudadanos ya se hizo presente con una explosión que se llama “adaptarse a la nueva realidad del país”, el desastre natural.

Lamentablemente en las últimas horas, hemos escuchado de unos y otros, la descalificación de la propuesta presentada por los de enfrente y las bondades de la propuesta presentada por mi Partido, o bien que renunciar al financiamiento público abriría las puertas a manos perversas que buscarían inyectar dinero mal habido, sin embargo este es un debate estéril que no nos llevaría a ningún lugar.  Porque la nueva realidad que estamos viviendo nos demanda un cambio, aquel que nos motive a unir esfuerzos y convertir cada una de las propuestas en una sola, en la que también se incluya el esfuerzo del Gobierno Federal, antes de que el tiempo natural y el legal se venzan. Este entrampamiento nos llevaría a quedarnos con simplemente buenos deseos que terminarían en nada.

Mi reflexión final, es que si se puede creer en la unidad, la misma que unió a todos los ciudadanos para apoyar y donar lo poco o mucho que tienen. Así como las voces lapidarias de Donald Trump unieron a todos los jugadores de la NFL pero en su contra, nosotros debemos revertir este fenómeno y convertirlo en la unidad de todos por México. Puede ser una utopía, pero alguna vez alguien soñó con independizarse de España y constituir una nueva Nación.  Algo difícil de creer.

Notas al Vuelo: Y ustedes ya donaron en cualquiera de los Centros de Acopio…SiVuela.  

El autor es analista político desde 1992, catedrático universitario y tiene amplia formación  pública.  




Artículos relacionados

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota