NIDO DE VÍBORAS

Por: Redacción / Sonorahoy.com Día de publicación: 2017-08-11 /


APORREA “MALORO” A JAVIER GÁNDARASSSSSSSS… todos los políticos, empresarios y en general, los perfiles destacados en la vidas de unas comunidad, cuentan con al menos una apersona que les sirve de asesor en determinadas áreas o temas. Tener con quien contrastar opiniones, puntos de vista, criterios, no sólo es necesario para todo el mundo, sino que resulta imprescindible para quienes ocupan o han o han tenido algún cargo público o en la iniciativa privada.   Y ello se hace obligatorio cuando resulta insoslayable para los medios de comunicación la presencia de algún personaje destacado como Javier Gándara Magaña.

Porque este señor, querámoslo o no, ha sido un empresario exitoso, que ya fue presidente municipal y candidato oficial por un partido a la gubernatura de Sonora en el pasado proceso electoral. Es decir, no es cualquier fulano y por lo mismo está más que obligado a tener conectado el cerebro con la lengua, o mejor dicho, debe tener bien calculado el alcance de sus palabras para que éstas no se le devuelvan como un boomerang y le peguen en plena boca.
 
Por eso resulta hasta cierto punto inexplicable, extraño diríamos, que su asesor o asesores le hayan aconsejado exponerse de la manera en que lo hizo el pasado miércoles, al afirmar que el actual gobierno municipal tanga tan descuidada la ciudad, palabras más, palabras menos.
 
Quién sabe en qué estarían pensando sus asesores de imagen o sus estrategas políticos que no vieron el riesgo de aseverar esta tontería --porque eso es- cuando propios e “impropios” incluso gasta los mismos blanquiazules ya ven claramente la diferencia entre las administraciones panistas y la priista de Manuel Ignacio Acosta.
 
Porque ni tardo ni perezoso, el “Maloro” le respondió con una batería de razones de grueso calibre para desmentirlo públicamente, poniendo en la mesa de las discusiones temas y pasajes vergonzosos que fueron el pan de cada día de su administración 2009-2012.
 
Para empezar, además de lo que señalamos ayer  en este mismo espacio, el “Maloro” recordó que hace apenas un par de semanas, la Comuna debió pagar la friolera de 30 millones de pesos a la familia del finado periodista Eduardo Gómez Torres como indemnización por la canallada cometida por Javier Gándara en 2010, cuando en complicidad con un esbirro de Guillermo Padrés, José Inés Palafox, entonces titular de SIDUR, echaron abajo el Hermosillo Flash, dando inicio un largo litigio que se extendió por varios años.
 
Al final del cuento, un juez condenó al Ayuntamiento de Hermosillo a pagar 77 millones de pesos, pero los buenos oficios del equipo jurídico del municipio y la comprensión de los herederos del periodista hicieron posible que la afectación al patrimonio de los capitalinos no haya sido del orden de lo que resolvió ese juzgado.
 
¿O acaso creerá Javier Gándara y su familia que ese abuso de autoridad generado por un capricho estúpido, que le costó al Pueblo una millonada, ya se olvidó? Se equivoca, pues esa innoble acción, propia de un pandillero lo perseguirá hasta el último día de su vida como uno de los peores errores que puede cometer un político.
 
Además del rosario de tropelías que dimos cuenta ayer, está también la supuesta remodelación del Parque Madero, donde dizque se aplicaron muchos millones de pesos; pero cada  vez que llueve se  inunda, porque no dejaron un solo dren para el agua
 
Mire Usted, el “Maloro” no se anduvo por las ramas y le comentó a los reporteros en referencia a las desafortunadas declaraciones de Javier Gándara, que "para tener la lengua larga, hay que tener la cola corta". En  realidad el refrán reza COLA LIMPIA, es decir, COLA NO SUCIA. Derecha la flecha.
 
 De fue de largo el “Maloro” y le mandó decir a JGM que “los hermosillenses tenemos memoria y  sabemos QUIÉN ENDEUDÓ AL MUNICIPIO, de tal suerte que HOY el Ayuntamiento arrastra los 1,600 millones de pesos -solo de excedentes petroleros- recibidos en su trienio y que en lugar de usarlo para abatir rezagos en la ciudad, se aplicaron en obras de  relumbrón.  Así el despilfarro.
 
En verdad, VERGÜENZA debería tener Javier Gándara Magaña, pues su administración tuvo dinero a manos llenas y no resolvió un solo problema de la ciudad: Ni de agua potable, ni alcantarillado, ni de seguridad, como tampoco de pavimentación o de vialidades. NADA.
 
El recuerdo de la pésima gestión de Gándara Magaña está fresca en la memoria de los hermosillenses de a pie y de la alta sociedad, de la que muchos de sus representantes decían sentir pena ajena por la voracidad con que comportó Javier cuando fue alcalde.
 
Pero algo bueno quedó de esta incursión de JGM en los medios de comunicación: Se debió haber dado cuenta de cómo andan sus bonos políticos, por cierto, en el suelo, al grado de que si en verdad “lo calientan” o “se calienta solo”, para buscar de nuevo la Alcaldía, cuando menos ya sabe que no tiene nada.
 
Hay que corregirle otro dato a Javier: LA SUYA NO ES LA MEJOR, como él afirma, SINO LA PEOR de las administraciones que hemos tenido en las últimas décadas y lo más seguro es que la Presidencia Municipal haya sido su tumba política.
 
Es decir, Javier ya no revive para ningún cargo.

SSSSSSSS… Una muy buena noticia fue que fue aprobada por la Secretar+ia de Gobernación la Declaratoria de Emergencia solicitada por la Gobernadora Claudia Pavlovich para Hermosillo y Nogales, municipios afectados en gran medida por las lluvias de esta temporada-.

Con esto, se autoriza la canalización de recursos en apoyo de las familias damnificadas, que suman miles, así como para rehabilitar la infraestructura dañada por las lluvias.

Sin duda, nos sorprende la celeridad con que se autorizó la Declaratoria de Emergencia, que tan solo es una parte, siendo la asignación de los recursos la más importante. Ojalá lleguen en tiempo.

SSSSSSSS… Ayer circularon por redes sociales varios videos que dan cuenta los momentos en que un grupo de facinerosos dizque militantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) “tomaron” las oficinas de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC).  

Aquí en Sonora la CNTE ha quedado reducida a solo un membrete fantasmal sin ninguna representatividad, por lo que le espera un final poco feliz a los malandrines “profetas” que siguen creyendo que con sus estribillos pueden hacer La Revolución. Ayer exigían entre otras cosas, la reinstalación en sus plazas de un puñado de maestruchos que se negaron a evaluarse y que por esa razón fueron dados de baja.

Lo extraño es que si una y otra vez les han dicho que aquí en Sonora ya no existe una instancia ante la cual hacer esta gestión, insisten en llamar la atención, curiosamente a unos días del inicio de clases en el nivel de educación básica; esto es preprimaria, primaria y segundaria.

Lo inmediato que se nos viene a la cabeza es que quieren echarle a perder a la Gobernadora Claudia Pavlovich el ya muy próximo Regreso a Clases de más de 600 mil estudiantes, programa que se encuentra ya casi en el 100 por ciento implementado por el titular de la SEC, Ernesto De Lucas Hopkins.

Es absurda la exigencia de estos malandros, por lo que ojalá y las autoridades policiacas no se vayan a exceder en el uso de la fuerza contra estos demenciales maestros, porque los convertirían en mártires.

O bien, que utilicen todo el peso de la fuerza pública para que se les quiten las ansias de “revolucionarios” a estos profesores que han convertido esa santa vocación en un instrumento de desestabilización política en otras entidades del país, pero que aquí en Sonora valen puro sorbete.

En definitiva, hay que darle duro a la Coordinadora, pues sus intereses no están por encima de los de la niñez sonorense.




Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota