En Sonora se combate la pobreza

Por: Redacción / sonorahoy.com Día de publicación: 2017-04-20 /


Nido de víboras SSSSSSSS… La comparecencia de funcionarios de los tres niveles de gobierno del mismo sector en una mesa de periodistas, es un ejercicio de lo más constructivo e idóneo para contrastar las realidades que cada uno de ellos presenta. Nadie ignora que en ocasiones es por demás dispareja y hasta contradictoria y por lo mismo poco objetiva, la información relativa a un determinado tema que maneja la Federación con respecto a los datos del Estado y ni se diga en cuanto al Municipio.  Pero ayer en la Mesa Cancún, por primera vez en los 17 años que tiene ya de fundado este espacio de análisis y reflexión que preside el empresario Carlos “Kaly” Rodríguez Pérez, se aportó 

... información que “cuadró” a la perfección en lo que concierne a los  apoyos a los grupos sociales más vulnerables que han otorgado la  Delegación de la SEDESOL en la entidad, a cargo de Jesús Rosario Rodríguez Quiñónes; la Secretaría de Desarrollo Social de Sonora, al frente de la cual se encuentra Rogelio Díaz Brown, y la Dirección de Desarrollo Social del Municipio de Hermosillo, que encabeza Carlos Heberto Rodríguez Freaner.

El “Profe Chayo”, el “Roger” y el “Bebo” expusieron los principios de la nueva política social que tienen los distintos niveles de gobierno, la cual consiste en entregar apoyos económicos o en especie a los grupos más vulnerables, pero NIO cada temporada electoral, ni como “escopetazo” o mera ocurrencia como se hacía  en el pasado; sino que se llevan a cabo con estricto apego a la información de los censos de población, vivienda y actividades económicas que realizan el COPNEVAL y el INEGI.

Son los tres funcionarios responsables de rendir buenas cuentas en el combate a la pobreza a la Gobernadora Claudia Pavlovich, primera autoridad y responsable directa de lo que ocurre en su estado y, desde luego, al titular de la SEDESOL,  Luis Miranda Nava y al Presidente Municipal de Hermosillo, Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez.

Entre los datos interesantes que aportaron destacan que en Sonora la disminución de la pobreza extrema es REAL, como lo afirmó  Rodríguez Quiñones al dar a conocer que en los últimos tres años de la gestión de Enrique Peña Nieto, en la entidad se redujo de más de 150 mil a 94 mil las personas en pobreza extrema, según  estimaciones del año pasado.

El combate a la pobreza en Sonora ha logrado un repunte  en los 19 meses del gobierno de Claudia Pavlovich, gracias a la coordinación Federación-Estado-Municipios, en contraste con lo que ocurrió en el sexenio de Guillermo Padrés, que en muchas ocasiones, los recursos “no bajaban” a las dependencias encargadas de operar las acciones sociales.

Dieron a conocer que en un lazo NO mayor a las 3 ó 4 semanas, se instalará en Sonora el Sistema Estatal de Desarrollo Social, evento que p residirá la Gobernadora Pavlovich y el titular de SEDESOL, Luis Miranda Nava. Será un mecanismo que trascenderá sexenios y cuyos objetivos se tendrán que cumplir, como parte esencial de la política social de quien sea el Ejecutivo Federal o en los estados.

 Por su parte, Reconoció Díaz Brown el atraso de la región del sur de la entidad, el cual dijo es multifactorial; pero que se han logrado avances importantes.

En cuanto al Municipio de Hermosillo, los funcionarios de la Federación y del Gobierno de Sonora subrayaron que no sólo se está cumpliendo  con los calendarios y el plan de trabajo, sino que  se está yendo más adelante en la estrategia de combatir de manera integral la pobreza y pusieron de ejemplo el programa del alcalde “Maloro” Acostó llamado EnCausa, cuyo operador es Carlos Rodríguez Freaner.

El “Bebo” Rodríguez explicó que ello se debe a que el programa  EnCausa busca ante todo la participación directa de los ciudadanos inscritos, con el propósito de que los esfuerzos de las dependencias federales, estatales y municipales, así como de organismos de la sociedad civil e instituciones educativas, vayan más allá de sólo recibir los apoyos materiales. “Ese es el sentido que le ha dado el Presidente Acosta Gutiérrez a EnCausa: la superación de la persona misma al igual que el núcleo familiar y  adquirir  o reforzar valores morales que les den una orientación más humana a las tareas que tienen que cumplir”.

Señaló que el año pasado de 200 familias que se inscribieron, salieron adelante 163, a las cuales les ha cambiado significativamente su existencia, pues EnCausa plantea el desarrollo humano además de subsanar sus carencias materiales

Al referirse a las acciones que se llevan en coordinación Federación-Estado-Municipio,  dijo que la percepción es que en Hermosillo ha bajado el número de personas en pobreza extrema.

Comentó el Delegado de la SEDESOL que aún no hay por desgracia en otro municipio de Sonora, la intención de llevar adelante el programa EnCausa, al que calificó de insignia en el municipio de Hermosillo.

Se dieron a conocer inversiones y resultados durante los casi ya dos años de programas sociales que se llevan a  cabo de manera coordinada entre los tres niveles de gobierno como son Prospera, 65 y Más, Vivienda, INAES, Migrantes, Empleo Temporal, Comedores Comunitarios; Seguro de Vida para Jefas de Familia, Liconsa, Diconsa, INAPAM, a través de los cuales se ha podido apoyar a miles de personas en situación vulnerable. En entrega posterior daremos cuenta al detalle de los avances de estos programas.

Otro de los aspectos importantes de la tarea que realizan estos tres funcionarios es que se dejó en claro que los beneficiarios de los programas sociales federales, estatales y municipales NO pertenecen a un partido político en particular. “Ya es imposible hacerlo, y ello se debe a los complicados mecanismos de las contralorías internas como a la rigurosa normatividad en materia de asignación de apoyos.

En toda la exposición se pudo apreciar que los tres funcionarios no sólo hablan el mismo idioma en lo que respecta a las políticas de desarrollo social de los niveles que representan, sino además,  quedó de relieve la coordinación de esfuerzos entre ellos, derivado del estricto seguimiento que les dan a los acuerdos que se logran en las mesas de trabajo conjuntas, en las cuales se diseñan las líneas de acción.

Sería interesante repetir este ejercicio, sin duda, que tampoco se ha dado en algún otro espacio similar al de la Mesa Cancún.

SSSSSSSS… Algo interesante debe moverse entre los propietarios de restaurantes donde se expende la comida estilo japonesa llamada “sushi” y los funcionarios de gobierno porque, por ejemplo en el sexenio pasado, si usted mal no recuerda, una cadena de esos comederos llamada “Que rollo” Sushi casi mató  por envenenamiento a varias personas aquí en Hermosillo y nunca les pasó nada más allá de una simple suspensión por algunos días, para que corrigieran las fallas sanitarias.

Ellos reincidieron una y otra vez y nada les pasó.

Y ahora, en Huatabampo se suscitó la intoxicación masiva de 47 personas por haber ingerido “sushi” en uno de esos restaurantes, al cual también sólo se le suspendió por unos días, cuando la medida que debe aplicarse en estos casos es el cierre definitivo de sus operaciones. 

Sin miramiento alguno, porque es muy sutil la diferencia entre un envenenamiento y las consecuencias mortales en las que puede derivar ese descuido criminal.

¿De qué se trata entonces lo que hace la mentada Dirección General de Protección Contra Riesgos Sanitarios? ¿O cuántas personas serán necesarias que mueran para que esos vendedores de “sushi-veneno” se pongan las pilas y observen el reglamento para el manejo correcto de esos productos?

Porque la propaganda oficial sólo dice que las personas debemos escoger muy bien los lugares donde comer; pero, ¿y las inspecciones sanitarias qué controlan? ¿Acaso son de a mentiritas?

El calor ya llegó anticipadamente a Sonora y vale más que las autoridades de Salud pongan sus ojos en esos restauranteros sin escrúpulos, que aquí en Hermosillo actúan con toda impunidad y por poco cobraban no una, sino varias víctimas mortales. 

Y ya ni siquiera preguntamos si hay inspección sanitaria en esa cabecera municipal donde suceden cosas bastante extrañas como por ejemplo, que el alcalde Heliodoro Soto nunca supo quién o quiénes hicieron desfilar desnudas por las calles de ese pueblo a unas mujeres, dizque “para darles una leccioncita, por haberse portado mal” en un lance de cobardía o quizá de complicidad por parte de la primera autoridad.

A ver si no nos sale Heliodoro Soto con que “esas personas se intoxicaron por su culpa” tratando de esconder que los propietarios de ese restaurante son sus amigos.




Artículos relacionados

Comentarios sobre esta nota

Comenta esta nota